lunes, 24 de abril de 2017

Las III Olimpiadas de Religión ponen a prueba a 1.400 alumnos de cincuenta colegios

Lucía Carretero, del colegio de la Soledad de Aceuchal, ganó el cheque solidario que ayudará a niños de un orfanato de Camerún

¿Cuántos libros tiene la Biblia? ¿En qué ciudad realizó Jesús el primer milagro? ¿Cuál es el día de descanso de la religión judía? Y así, hasta 30 preguntas tuvieron que responder ayer los quince finalistas en las III Olimpiadas de Religión, una prueba organizada por los profesores de Religión de 6º de Primaria para premiar a los alumnos mejor preparados de la diócesis.
En la edición de este año se habían inscrito 1.400 escolares pertenecientes a 50 colegios. Todos ellos respondieron en sus centros a un test que pretendía poner a prueba sus conocimientos en la materia. «Vienen muy preparados», destacaba ayer Fermín Luengo Luengo, sacerdote en Puebla de la Calzada y responsable de la Pastoral de Infancia de la diócesis.
El ganador de cada colegio pasó a la segunda fase, y los vencedores de cada arciprestazgo fueron seleccionados para participar en la prueba final que se celebró ayer en la parroquia de San José de Badajoz.
Lucía Carretero Buenavida, del colegio Nuestra Señora de la Soledad (Aceuchal), fue la ganadora. Respondió correctamente 27 de las 30 preguntas a las que fue sometida. En segundo lugar quedó Alejandra Isabel Ramos Romero, del colegio Nuestra Señora de Piedraescrita (Campanario) y tercero fue Pablo Bachiller Martín, del colegio Nuestra Señora del Carmen (Badajoz).
Los tres habían preparado a conciencia la fase final repasando los libros de religión de 5º y 6º. Incluso habían consultado otros materiales adaptados a sus edades para no quedarse en blanco cuando les preguntaron, por ejemplo, qué papa había finalizado el Concilio Vaticano II o como se llamaba a los cristianos perseguidos por el imperio romano.
El vicario general de la diócesis, Mateo Blanco, dijo en la entrega de premios que la asignatura de religión es básica para entender el mundo. «No se me olvida la pena que decía sentir una guía del Museo del Prado cada vez que le preguntaban el sentido de un cuadro de El Greco que representaba la anunciación».
«La asignatura de religión ofrece conocimientos que resultan claves para entender el mundo y la realidad que vivimos», defendió Blanco, que estuvo acompañado por el canciller de la diócesis, Carlos Torres.
Los tres primeros clasificados en la olimpiada de ayer fueron premiados con una medalla simbólica, y también un regalo, al igual que los otros 12 finalistas. Además, la ganadora fue premiada con un cheque solidario de 200 euros que será entregado a un colegio de Camerún en el que se atiende a 50 niños huérfanos de padre y madre.
Como en ediciones anteriores, la ganadora podía elegir entre tres proyectos distintos: el orfanato de Camerún, un comedor social de Perú o un proyecto de Cáritas Diocesana que ofrece clases particulares a niños sin recursos en Mérida-Badajoz. «Yo me imagino a esos niños de Camerún muy felices», dijo Lucía Carretero instantes después de decidir el destino que tendría su premio.
Isabel Ramos también se mostró radiante al conocer su segunda posición y Pablo Bachiller fue muy expresivo al valorar el día de ayer. «Es una experiencia inolvidable, si es que está genial».
«Las Olimpiadas de la Religión aportan ilusión por aprender, además del valor que tiene una covivencia como la de hoy», concluyeron Plácida Dávila y Ángela Moreno, dos profesoras del colegio Santiago Apóstol de Villanueva de la Serena que participan en la organización.
Fuente: http://www.hoy.es/badajoz/201704/23/olimpiadas-religion-ponen-prueba-20170423003004-v.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: