lunes, 25 de junio de 2018

Novedades en el Canal Religión y Cine

Buenos días,

Aprovechando la celebración del mundial, he colgado el siguiente fragmento de película:



Película: “Que baje Dios y lo vea” Sinopsis de la película: Narra la historia de un monasterio en quiebra, cuya única oportunidad de salvación está en ganar la “Champion Clerum”, un torneo de fútbol europeo sólo para religiosos. El problema es que en esa congregación no juega al fútbol "ni Dios", y este inesperado equipo necesitará algo más que la bendición del Arzobispo de la diócesis para salvar su casa. La competición a la que hace referencia la película existe realmente tal como podemos ver en el siguiente enlace: Comienza la “Champions League vaticana”, la Clericus Cup


Con motivo de la publicación del documento “Dar lo mejor de uno mismo”, sobre la perspectiva cristiana del deporte y la persona humana, el Papa Francisco ha escrito un mensaje en el que resalta el papel de la Iglesia en este campo. Entre otras cosas, explica que el deporte “es una riquísima fuente de valores y virtudes que nos ayudan a mejorar como personas”. “Como el atleta durante el entrenamiento, la práctica deportiva nos ayuda a dar lo mejor de nosotros mismos, a descubrir sin miedo nuestros propios límites, y a luchar por mejorar cada día”, dice también. En el documento se resalta el papel de la Iglesia en el mundo del deporte y de cómo el deporte puede ser un instrumento de encuentro, de formación, de misión y santificación. El deporte es un lugar de encuentro donde personas de todo nivel y condición social se unen para lograr un objetivo común. En una cultura dominada por el individualismo, el deporte es un ámbito privilegiado en torno al cual las personas se encuentran sin distinción de raza, sexo, religión o ideología y donde podemos experimentar la alegría de competir por alcanzar una meta juntos, formando parte de un equipo en el que el éxito o la derrota se comparte y se supera; esto nos ayuda a desechar la idea de conquistar un objetivo centrándonos solo en uno mismo.

Dar lo mejor de uno mismo en el deporte, es también una llamada a aspirar a la santidad. Podemos ver a continuación la importancia que tiene el deporte para el Papa Francisco: El Video del Papa 8 – El deporte, por la cultura del encuentro 

LinkWithin

Quizás también le interese: