jueves, 3 de mayo de 2018

Bildu, Podemos e I-E exigen reducir la asignatura de Religión y se despreocupan de sus docentes

Sobre la situación en la que quedarían los profesores de la asignatura, aseguran que "no corresponde a los grupos que estamos aquí solucionarlo".

Foto de archivo de una estudiante en una clase adornada con un crucifijo en un colegio. EFEEH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra han registrado una proposición de ley en el Parlamento de Navarra para establecer que la asignatura de religión y sus alternativas tengan la carga lectiva mínima establecida en la normativa de ámbito estatal.
Por su parte, UPN ha defendido que la asignatura de Religión católica "se siga impartiendo, como hasta ahora, en los centros educativos", por lo que ha rechazado frontalmente la proposición de ley de tres de los miembros del cuatripartito.
La iniciativa no cuenta con la firma de Geroa Bai, que encabeza el Gobierno cuatripartito de Uxue Barkos. Desde Geroa Bai consideran, junto con el Gobierno de Navarra, que "no se dan las condiciones" para dar cumplimiento a esta medida, según han explicado en rueda de prensaBildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, que han afirmado que sus socios no han dado más explicaciones al respecto.
De aprobarse esta ley, la asignatura de religión pasaría en Educación Primaria y en Educación Secundaria de dos sesiones semanales a una sola clase, y en Bachillerato, donde es asignatura optativa, de tres a una. Estos cambios entrarían en vigor en el curso 2018-2019.
Los tres grupos han advertido a Geroa Bai de que este asunto estaba previsto en el acuerdo programático suscrito por el cuatripartito y "como tal se debe hacer, sencillamente porque así nos habíamos puesto de acuerdo". Al mismo tiempo, han confiado también en que el PSN respalde la iniciativa.
La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha explicado en concreto que el acuerdo programático establecía que se estudiarían "vías legales para no impartir religión confesional en el currículum escolar, lo cual no excluirá el estudio del hecho religioso y de las religiones como parte de dicho currículum".
Marisa de Simón ha señalado que la ley presentada por los tres grupos es "un paso hacia la laicidad de la educación pública, que obliga también a todos los centros subvencionados con fondos públicos".

La parlamentaria de EH Bildu Esther Korres ha afirmado que la "religión debe estar fuera de la escuela, es un tema que hay que trabajar y desarrollar en el ámbito familiar", pero ha apuntado que "por desgracia, la legislación española no nos permite tomar decisiones propias en Navarra y en consecuencia sacar la religión de las aulas". Así, aunque "la legislación actual solo nos permite reducir las sesiones de religión", es algo que "hay que llevar a la práctica".
En la misma línea, la parlamentaria de Podemos Tere Sáez ha afirmado que su grupo defiende "una escuela pública laica, porque la religión tiene que ser algo de la conciencia personal, pero nunca como adoctrinamiento dentro de un espacio escolar".
Sobre la situación en la que quedarían los docentes que actualmente imparten religión, Tere Sáez ha afirmado que "eso no nos corresponde solucionarlo a los grupos que estamos aquí, el Arzobispado tendrá que dar una solución a la gente que tiene contratada".
"Tendrá que darle una salida y habrá que ver las fórmulas diferentes de reciclajes o no. Todas esas horas son estupendas y necesarias para hacer ciudadanía y para hacer educación afectivo sexual", ha asegurado Tere Saéz.
UPN A FAVOR DE GARANTIZAR LA LIBERTAD DE ELECCIÓN
Por su parte, desde UPN han defendido que la asignatura de Religión católica "se siga impartiendo, como hasta ahora". El parlamentario Alberto Catalán ha afirmado en una nota que "los partidos políticos debieran garantizar la libertad de las familias para elegir la educación que quieren para sus hijos consagrada en la Constitución Española, en lugar de coartarla y aplicar, una vez más, un criterio sectario para imponer sus postulados".
Asimismo, ha destacado la "aconfesionalidad" del Estado y ha recordado que "España no es un país laico como pretenden imponer algunos". "La Carta Magna establece que ninguna confesión tendrá carácter estatal, pero garantiza la libertad religiosa y asegura la cooperación entre los poderes públicos y las confesiones religiosas, algo que no reconocen países laicos como puede ser el caso de Francia", ha reiterado.
El parlamentario regionalista ha manifestado que "a nadie se le obliga a matricularse en las clases de religión" y que "con esta proposición hay una evidente persecución religiosa por parte de determinados partidos políticos así como una falta de respeto a la voluntad mayoritaria de las familias que libremente matriculan a sus hijos en esta asignatura".

Catalán se ha referido a la última sentencia del Tribunal Constitucional en la que ratifica la consideración de la religión como una asignatura más dentro del currículo escolar. "Las tesis defendidas por los partidos que rechazan la presencia de la asignatura de religión en el sistema educativo español ha quedado muy mal paradas con este pronunciamiento", ha señalado.
Por otro lado, ha calificado de "llamativo" que la propuesta anunciada "no sea una iniciativa del propio Gobierno o no vaya firmada por los cuatro partidos que sustentan al gobierno".
Finalmente, Catalán ha exigido a los partidos que han presentado la iniciativa que "respeten la labor que han venido realizando los docentes que imparten esta asignatura". "Ellos, que dicen defender a los docentes, en está ocasión no solo miran para otro lado sino que están proponiendo iniciativas que ponen en riesgo el propio trabajo de estos docentes", ha concluido.
PPN APUESTA POR IMPEDIR QUE SE IMPONGA EL "PENSAMIENTO ÚNICO"
Además, desde el Partido Popular de Navarra han denunciado el "ataque de Bildu, Podemos, e Izquierda Ezkerra" a la asignatura de Religión con su proposición de Ley foral para reducir al mínimo las horas.
“Ya anunciamos que pondríamos en marcha todos los mecanismos a nuestro alcance para impedir que estos partidos sigan intentando perjudicar a un 67% de las familias que eligen religión en nuestra comunidad”, ha expresado la presidenta del PPN, Ana Beltrán.

“Lo que pretenden los impulsores de esta ley es imponer un pensamiento único, coartando la libertad religiosa y educativa de quienes eligen esta asignatura y de quienes la imparten, exhibiendo un comportamiento intolerante y propio de las peores dictaduras”, ha apuntado Beltrán.
Por ello, la presidenta de los populares ha vuelto a defender que se mantengan las horas de religión como hasta ahora y ha mostrado su apoyo hacia los docentes que imparten dicha asignatura. “No vamos a permitir que 54 profesores en Navarra se queden en la calle por culpa del sectarismo de tres de los partidos que sustentan el Gobierno”, ha concluido.
Fuente:  https://navarra.elespanol.com/articulo/politica/bildu-podemos-i-reducir-minimo-religion-navarra-riesgo-profesores/20180502143936186625.html

LinkWithin

Quizás también le interese: