miércoles, 13 de diciembre de 2017

Para trabajar la eucaristía

El pasaje del Evangelio elegido es: “ Jesús celebra la Pascua e instituye la Santa Cena”
Cita bíblica:
“Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad, comed, éste es mi cuerpo.» Tomó luego una copa y, dadas las gracias, se la dio diciendo: «Bebed de ella todos, porque ésta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para perdón de los pecados.»” Mt. 26: 26-28.
Edad o nivel: quinto curso de Educación Primaria.
Elementos curriculares:
- Contenidos
La eucaristía, renovación del sacrificio de Jesús en la cruz.
- Criterios de evaluación
Identificar el vínculo que existe entre la Última Cena y la pasión, muerte y resurrección de Cristo.
- Estándares de aprendizaje
Explica y valora el significado de las palabras de Jesús en la Última Cena.
Asocia la celebración de la Eucaristía con las palabras y los gestos de Jesús en la Última Cena.
Actividad propuesta: al inicio de la sesión se proyecta un vídeo en el que aparece esta escena de la Biblia, y explica con anterioridad por qué los líderes religiosos quieren deshacerse de él. Posteriormente las alumnas y alumnos leen la cita Bíblica anteriormente citada y, a través de la lectura de esta cita Bíblica y el visionado del vídeo, los alumnos y alumnas (de manera individual) deberán responder a una serie de preguntas elaboradas previamente por el o la docente, y así relacionen el Sacramento de la Eucaristía con la pasión, muerte y resurrección de Jesús.
Link del vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=4cmBov5HJxc
Justificación: el criterio de evaluación “identificar el vínculo que existe entre la Última Cena y la pasión, muerte y resurrección de Cristo” se concreta con el estándar “explica y valora el significado de las palabras de Jesús en la Última Cena”. Jesús toma pan y vino como algo simbólico, para explicar a sus discípulos que su cuerpo será entregado y su sangre derramada (pasión, muerte y resurrección) por nosotros para el perdón de los pecados. A partir de este hecho, los cristianos tomamos a Jesucristo para mostrar nuestro agradecimiento por el sacrificio hecho por nosotros.
Autor: Javier Jurado Luengo

LinkWithin

Quizás también le interese: