lunes, 23 de abril de 2018

Macron llama a "reparar el dañado vínculo entre la Iglesia y el Estado"

(C. Doody/Agencias).- Discurso histórico del presidente francés Emmanuel Macron ante la Conferencia Episcopal del país, en el que ha invitado a repensar las relaciones Iglesia-Estado con un "diálogo de verdad" basado en un "humanismo realista". Poniendo en entredicho la larga tradición de secularismo en el país galo, el mandatario ha afirmado que "la laicidad no tiene la función de desarraigar de nuestras sociedades la espiritualidad que nutre a tantos de nuestros conciudadanos".
"Compartimos el sentimiento de que el vínculo entre la Iglesia y el Estado se ha dañado y que tenemos que repararlo", aseguró anoche el presidente ante los obispos franceses.
Agregó que "una Iglesia que pretende desinteresarse de las cuestiones temporales no completaría su vocación" y "un presidente que pretendiera desinteresarse de la Iglesia y de los católicos no cumpliría su deber".
Macron, que reconoció que existen puntos de acuerdo entre el catolicismo y su movimiento político La República En Marcha, se mostró "convencido de que la savia católica debe contribuir, ahora y siempre, a impulsar la nación".
El presidente agradeció los esfuerzos de la Iglesia por "conciliar sus principios con la realidad" y aseguró que "cada día la Iglesia acompaña a familias monoparentales, homosexuales o que han abortado", una frase muy criticada en las redes sociales.
El discurso, inédito en un presidente francés desde que en 1905 el país adoptó la separación entre la Iglesia y el Estado, le ha valido a Macron ataques, sobre todo, de la izquierda, pero también de algunos correligionarios.
El más duro fue el líder del partido La Francia Insumisa, el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, que a través de Twitter recordó al presidente que "no tiene que haber ningún vínculo entre la Iglesia y el Estado".

"¿Ahora el canónico Macron tiene la intención de darse una vuelta por las sinagogas, las mezquitas y los templos? ¡Lamentable!", agregó el diputado.
El excandidato socialista a la presidencia de Francia Benoît Hamon pidió a Macron que aclare qué quiso decir con el "vínculo dañado" entre iglesia y Estado y si se refería expresamente a la legalización en 2013 del matrimonio homosexual, al que la Conferencia Episcopal se opuso de forma muy firme.
El nuevo líder del Partido Socialista, Olivier Faure, también criticó a Macron y aseguró que "en una república laica ninguna fe puede imponerse a la ley".
Un razonamiento similar al utilizado por el exprimer ministro socialista Manuel Valls, que ahora apoya en el Parlamento al presidente, pero que le recordó que "el laicismo es Francia".
Ante el alud de críticas, el portavoz del Gobierno, Benjamin Grivaux, explicó hoy en la radio "Europe 1" que la intención del presidente era "pedagógica" y que "si bien el Estado es laico, la sociedad no lo es". El ministro del Interior, Gérard Collomb, también salió a la defensa de Macron, explicando que "lo que dijo es que para el hombre lo importante no es solo lo material, sino que hay una búsqueda absoluta de espiritualidad, de dar un sentido a la vida. Puede ser un tono nuevo pero no rompe en nada con los grandes principios del laicismo", aseguró.
El discurso de Macron ante los obispos se produjo en un momento en el que el país debate sobre la legalización de la reproducción asistida para parejas homosexuales y la gestación subrogada.


Texto íntegro del discurso del presidente francés ante los obispos

Fuente: http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2018/04/10/religion-mundo-francia-presidente-macron-llama-danado-vinculo-iglesia-estado-secularismo-laicidad.shtml

LinkWithin

Quizás también le interese: