miércoles, 4 de diciembre de 2013

Incoherencia sindical o manipulación?

Es curioso como hay sindicatos que en unas provincias o comunidades "nos defienden" mientras en otras están en contra de la religión en la escuela.
Entonces cabe pensar si esta defensa es por ideología o coherencia del sindicato o es por interés local en "ganar afiliados". Que cada uno saque sus conclusiones y que cada uno exija a su sindicato coherencia en la defensa de la enseñanza religiosa.
Un documento recibido por mail con sello del estamento que lo emite, como ejemplo:

JUNTA DE PERSONAL DOCENTE DE CENTROS PÚBLICOS NO UNIVERSITARIOS DE LEÓN
 
RELIGIÓN Y ESCUELA PÚBLICA

 
La Junta de Personal Docente no Universitario de León, se ha pronunciado en diferentes ocasiones a favor de una escuela pública laica y por desgracia se ve obligada a tener que hacerlo de nuevo.
Actualmente la Religión es una asignatura que se imparte como optativa en los centros educativos de tal forma que es posible para el alumnado elegir entre diferentes confesionalidades o bien ninguna de ellas. Pero esta es una materia específica, no un contenido transversal común a todo el alumnado, y ello obliga a que solo pueda impartirse en el horario y espacios que estrictamente le corresponden.
 
A pesar de ello, y con una frecuencia nada desdeñable, se llevan a cabo algunas actividades en los centros, no solo complementarias, extraes col ares sino también de otros muchos tipos, que tienen un marcado carácter religioso, principalmente con ocasión de ciertos periodos del calendario litúrgico.
 
 Además, en muchas ocasiones, el desarrollo de estas actividades coincide con el horario lectivo de otras materias, que deben dejar de impartirse para ceder su tiempo a las religiosas, o que se ven inevitablemente afectadas por dichas actividades, como si estas fuesen un valor transversal. En la escuela pública, cada vez más miembros de la comunidad educativa (profesorado, alumnado y familias) son partidarios de una enseñanza laica y, sin embargo, contemplamos atónitos cómo siguen viéndose obligatoriamente inmersos en estos tipos de actividades.
 
Por otro lado, se está observando desde hace tiempo una clara discriminación de los y las funcionarios docentes de muchos centros educativos a la hora de confeccionar los horarios a principio de curso en comparación con el personal laboral encargado de impartir ciases de estas religiones, principalmente la religión católica, ya que estos gozan de prioridad a la hora de la elección de su horario en detrimento de las posibilidades de aquéllos.
 
Por tanto, la Junta de Personal Docente no Universitario quiere manifestarse en contra del tratamiento que está recibiendo la religión en los centros educativos de León y considera que debe respetarse escrupulosamente el derecho de todos los integrantes de la comunidad educativa (alumnado, familia y también profesorado) a no verse inmersos en actividades de contenido religioso en el entorno educativo, sean de la clase que sean, incluso por mera exposición, cuando, de acuerdo a la legalidad vigente, nadie debería estar incluido en ellas salvo petición expresa y en el propio espacio para ellas reservado. Asimismo, debe respetarse también de forma estricta el derecho de los funcionarios docentes a no verse perjudicados por los privilegios del personal laboral que imparte religiones en los centros docentes a la hora de elaborar los horarios lectivos.
 
Por esa razón esta Junta de Personal insta a la Consejería de Educación y a la Dirección Provincial de León específicamente, a que dé una solución urgente a los problemas arriba mencionados en relación a la presencia de las religiones en los centros educativos de León y de Castilla y León en general, respetando los derechos de todos los componentes de la Comunidad Educativa para evitar conflictos innecesarios.
 
 
             León, 14 de noviembre de 2013

ANPE,  ASPES-CL,  CCOO,  CSIF, STES, UGT

LinkWithin

Quizás también le interese: