domingo, 18 de diciembre de 2016

UN BELÉN EN UN CAMPO DE REFUGIADOS

El belén del Colegio M. Mª Rosa Molas de Onda, hecho como siempre entre todos,
con la colaboración de las familias, cuya creatividad e implicación siempre sorprende
y es motivo de agradecimiento, es este año aún más significativo.
Es un belén un tanto especial porque aúna la entrañable tradición de montar el
belén, con el deseo de sensibilizarnos ante la cara menos amable de nuestro
mundo. Por esa razón, se ubica en un campo de refugiados, José y María llegan en
patera y los “pastores” hacen cola ante los puestos de ayuda humanitaria, todo
cercado por vallas. Nuestra propuesta encuentra eco en esta reflexión del Papa
Francisco:
"En la experiencia dolorosa de estos hermanos y hermanas volvemos a ver la del niño
Jesús, que en el momento del nacimiento no encontró alojamiento y vio la luz en la
gruta de Belén".
No es fácil contemplar a Jesús en esta realidad. Él fue a nacer en un pesebre y
sigue haciéndose presente en medio de los pobres y desvalidos. Así que el trabajo
no terminó aquí. Los alumnos profundizaron sobre el tema a través de distintas
actividades: observación del belén, tutorías, murales, visualización de vídeos y de
películas, como “La buena mentira”, análisis de datos, estadísticas y noticias,
simulaciones y juegos informáticos, o la lectura del libro “La pequeña Carlota”... con
la finalidad de “ponerse en sus zapatos”.
Adentrarse en este belén, visitarlo, es una invitación a la reflexión, a la fraternidad y
a la oración.
Te confiamos a quienes han realizado este viaje,
afrontando el miedo, la incertidumbre y la humillación,
para alcanzar un lugar de seguridad y de esperanza.
Así como tú no abandonaste a tu Hijo
cuando José y María lo llevaron a un lugar seguro,
muéstrate cercano a estos hijos tuyos
a través de nuestra ternura y protección.
Haz que, con nuestra atención hacia ellos,
promovamos un mundo en el que nadie
se vea forzado a dejar su propia casa
y todos puedan vivir en libertad, dignidad y paz.
Dios de misericordia y Padre de todos,
despiértanos del sopor de la indiferencia,
abre nuestros ojos a sus sufrimientos
y líbranos de la insensibilidad, fruto del bienestar mundano
y del encerrarnos en nosotros mismos.
Oración del Papa Francisco por los refugiados (Lesbos 16 de abril de 2016)
Si quieres ver más fotos de nuestro Belén pincha aquí: Un belén en un campo de refugiados
Compartido por: Susana García

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: