miércoles, 16 de marzo de 2016

La ley debe proteger la asignatura de Religión ante la reducción horaria

Destaco en cursiva algunos de los argumentos legales a favor de la no reducción horaria del área de Religión... no son nuevos ni argumentos exclusivos de APPRECE, pero si los argumentos no convencen, se debe acudir a la justicia para que sean los tribunales quien decida. Para asuntos laborales, otros sindicatos vuelan en poner demandas, pero ahora no se adhieren en la defensa de la asignatura y su profesorado a la demanda interpuesta por los obispos en alguna comunidad autónoma y que se está estudiando interponer en otras.
Esperamos esa cohesión sindical también en este tema y en estas demandas.
(Introducción del blogger)




El Sindicato APPRECE ante la iniciativa de las Cortes de Aragón para instar a reducir el área de Religión a 45 minutos semanales en Educación Infantil y Primaria manifiesta el rechazo a dicha propuesta y está manteniendo reuniones con los Grupos Parlamentarios de las Cortes de Aragón para exponer los argumentos legales por los que no se pueden aprobar resoluciones contrarias a la legislación vigente en el Estado Español sobre la enseñanza de la Religión. En consecuencia, no se puede reducir sus horarios por razones de partido o de pactos de investidura para que gobierne el otro, como si el chantaje, fundamento para practicar el sectarismo político, pudiera ser válido para la defensa del Estado de Derecho.
1. El artículo 27.3 de la Constitución Española de 1978  ordena que los Gobiernos tienen que garantizar el derecho a los padres para que puedan elegir el modelo de educación que quieran para sus hijos y con la iniciativa por la que se insta a la Consejería de Educación a reducir los horarios de religión no sólo no se garantiza, sino que se impide que los padres puedan elegir la enseñanza religiosa escolar en condiciones equiparables con la carga horaria que existía en cursos anteriores y que un Gobierno del PSOE, en aplicación de la LOE, ordenó para la Educación Primaria de toda España.
2. La enseñanza pública en Aragón no puede ser discriminatoria para nadie, sino todo lo contrario, debe ser respetuosa con toda la ciudadanía aragonesa,  y tiene que ser igualitaria y no excluyente. Dentro del pluralismo de la sociedad aragonesa, siguen siendo mayoría los padres que quieren que en el currículo que estudien sus hijos se incluya la enseñanza de la asignatura de religión.
3. España, y en consecuencia Aragón, tiene que cumplir los acuerdos firmados con otros Estados, incluido el Estado del Vaticano y, mientras no se revise el Acuerdo firmado entre el Estado y el Vaticano sobre Enseñanza de 1979, tiene que cumplirse y, por tanto, la enseñanza de la Religión Católica, tiene que ofertarse obligatoriamente en todos sus cursos, aunque la elección sea libre y voluntaria para los padres y para el alumnado con mayoría de edad.
4. No es procedente afirmar que en Aragón se reduce el horario al mínimo legal de la LOMCE, porque la Lomce no fija ningún mínimo legal ni para la Religión ni para ninguna asignatura. Por lo que, entra dentro de la Autonomía organizativa y pedagógica de la Consejería de Educación y de los centros la organización de los horarios y, en el caso de los de Religión, cumpliendo con la legislación vigente, la LOE, modificada por la LOMCE, que ordenó los horarios de la Religión para toda España y que se han mantenido en la mayoría de las CC.AA. en su aplicación de la Lomce, así como el Acuerdo Iglesia-Estado sobre Enseñanza y los Convenios de las otras Confesiones Religiosas con  el Gobierno de España o con Gobiernos Autonómicos.
5. Que los horarios de Religión en el sistema de enseñanza de España y en el de sus CC.AA. no pueden fundamentarse ni en la ideología de ningún partido, ni menos en pactos de investidura para la formación de un Gobierno, sino que tienen que fundamentarse tanto su oferta  como sus horarios en la legalidad vigente y los Acuerdos Internacionales y Pactos Internacionales sobre Enseñanza, firmados por el Estado  Español. 
APPRECE solicita a la MESA DE LAS CORTES DE ARAGÓN que quede asegurada la oferta obligatoria de la asignatura de religión, con los horarios que, en aplicación de la LOE,  fueron ordenados para toda España en los Reales Decretos de aplicación y que, en el caso de las enseñanzas de la Religión, no han sido modificados por la LOMCE, puesto que ni en la propia LOMCE, ni en los Reales Decretos de aplicación se indican horarios mínimos para ninguna asignatura, ni, por tanto, para las enseñanzas de Religión.


Aragón, 15 de marzo de 2016
Archivos adjuntos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: