martes, 26 de mayo de 2015

'La clase de Religión en España: situación y ofensiva': claves del acoso a la educación católica

El informe del OLRC se centra en la asignatura de Religión Católica por ser la que elige la mayoría de estudiantes y la que está sufriendo una ofensiva con el fin de minimizarla o hacerla desaparecer. Las quejas por este maltrato se intensifican con la LOMCE.
REDACCIÓN HO.- El maltrato a la asignatura de Religión Católica en España es algo que llevamos denunciando desde HO desde hacer largo tiempo. El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) informa también de que en los últimos meses ha venido recibiendo numerosas quejas procedentes de particulares, profesores de religión y agrupaciones en relación con la ofensiva que está sufriendo la materia, así como la discriminación que sufren los maestros y profesores de esta materia y cómo las iniciativas para desacreditar a la asignatura se han intensificado con la implantación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) desde el curso 2014/15. Con este motivo, el OLRC ha elaborado el informe La clase de Religión en España: situación y ofensiva, que adjuntamos íntegro, 
El informe se centra en la asignatura de Religión Católica porque es la que eligen la mayoría de estudiantes y es la que está sufriendo una ofensiva con el fin de minimizarla o hacerla desaparecer.
Según el OLRC, este es el “decálogo” de razones por las que se discrimina la asignatura de Religión Católica en España:
  1. La ofensiva contra la asignatura de Religión vulnera los derechos fundamentales de libertad religiosa y libertad de educación, recogidos en los artículos 16 y 27.3 de la Constitución Española.
  2. Se incumplen los Acuerdos con la Santa Sede, así como otros acuerdos internacionales.
  3. Durante casi 40 años esta materia ha sido escogida por entre un 70 y 80% por la mayor parte de la sociedad española. La sociedad demanda esta asignatura y reducirla a su mínima expresión implica gobernar en contra de sus prioridades y sus derechos.
  4. La asignatura de Religión no es catequesis, como se afirma en numerosas ocasiones. En catequesis se enseña la “experiencia religiosa”. En Religión se enseña “el conocimiento religioso”.
  5. Se trata a la asignatura de Religión como si fuera menos importantes que el resto, en la ley reduciendo su carga lectiva y en la práctica utilizándola como “comodín” para actividades del centro.
  6. Adjudicar, como ocurre en algunas Comunidades Autónomas, tan solo 45 minutos semanales a la asignatura implica despreciar la asignatura y tratarla de forma diferenciada con respecto al resto de asignaturas, lo que también incumple los Acuerdos con la Santa Sede.
  7. Con esta reducción, la asignatura pierde calidad y los profesores de la materia pueden quedarse sin sus puestos de trabajo o ven reducidas sus horas, perdiendo también calidad de empleo.
  8. Mientras que del resto de profesionales de la enseñanza se da por hecho que enseñan sin estar “contaminados” por sus creencias personales, en los profesores de Religión se presupone lo que algunos llaman “adoctrinamiento”, minusvalorándoles en su labor profesional.
  9. Esta discriminación también es palpable en otros ámbitos de su labor profesional. Por ejemplo, prohibiéndoles ejercer tutoría con alumnos, como si por el simple hecho de enseñar Religión les invalidara para cualquier otra tarea.
  10. España es un país de raíces cristianas. Negar el derecho de una o varias generaciones de alumnos al conocimiento del cristianismo sería negarles el conocimiento en otros ámbitos de la vida relacionados, por cultura, con la Religión, como es el arte, la literatura o la filosofía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: