viernes, 7 de abril de 2017

Detalles que quizás no conozcas de nuestra Semana Santa

Alberto J. Palomo Cruz y sur pasión del sur 06/04/2017 12:13
Hay ciertos símbolos y curiosidades que pueden pasar desapercibidos en nuestras procesiones. Te explicamos qué significan y su origen

Hay ciertos símbolos y curiosidades que pueden pasar desapercibidos para el público en general que sigue las procesiones de Semana Santa. Te recopilamos 25 curiosidades y te explicamos su significado y origen

1. ¿Qué significa una espada dentro de un cortejo de nazarenos?

La explicación hay que rastrearla muchos siglos atrás cuando en el seno de la Iglesia existía una controversia en torno a la Inmaculada Concepción de María, o sea la creencia de que la Madre de Jesús había sido concebida sin el pecado original, al contrario del resto de la humanidad que arrastra este rémora adquirida desde la rebeldía de Adán en el jardín del Edén. En la corroboración de esta prerrogativa mariana jugaron un papel muy importante las hermandades, donde sus integrantes juraron morir en defensa de la misma, más de doscientos años antes de que finalmente esta doctrina fuese declarada dogma de fe bajo el pontificado de Pío IX.

Los hermanos de Lágrimas y Favores, mayordomía englobada en las Reales Cofradías Fusionadas, profesan una especial devoción a este misterio, lo que se hace patente en el templete del frontal del trono, o en la elección del 8 de diciembre como fiesta de celebración a su titular. Además, en el cuerpo procesional los nazarenos que flanquean la bandera inmaculadista blanden respectivamente un cirio y una espada como recordatorios visibles de la fe y la defensa que en el pasado se hizo de este privilegio mariológico.

    TEST¿Eres el que más sabe de la Semana Santa de Málaga?

2. ¿Qué trono de Málaga no lleva campana?

El pequeño trono de carrete de la Virgen de los Servitas es el único de toda la Semana Santa malagueña que prescinde de la campana y la sustituye por un timbre de tono muy seco, con lo que se pretende no romper en lo posible el silencio que acompaña a un cortejo tan severo.

En realidad este timbre es un híbrido entre los antiguos y modernos usos procesionistas. En el pasado los tronos malagueños, muy pequeños, no necesitaban de ningún instrumento para llamar la atención de los correonistas, bastando seguramente la voz del mayordomo que se limitaba a dar las voces de alto y de marcha. Sin embargo, cuando las andas fueron creciendo progresivamente se debió buscar otra solución para hacerse oír por los hombres que las cargaban. Si bien es cierto que no hay testimonio escrito conocido que ilustre sobre este tema, se puede corroborar por las fotografías fechables antes de la segunda década de los veinte. En una de ellas, tomada al Nazareno del Paso en 1918 coincidiendo con el estreno del trono encargado en un taller madrileño por la junta que presidía Francisco Villarejo, se vislumbra con toda nitidez como en vez de campana estaba provisto de un pulsador parecido al timbre de las primitivas bicicletas.

3. ¿En qué cofradía van representadas todas las instituciones de la ciudad?

Las principales instituciones de la ciudad se encuentran representadas en el cortejo del Sepulcro, quizás para llevar al ámbito religioso lo que es usual en el terreno civil, a cuenta del acompañamiento de los sepelios de alguna personalidad. El precedente de esta práctica puede que se encuentre en el siglo XVII, y en dos corporaciones de prestigio como fueron las cofradías de la Soledad de Santo Domingo, y las Angustias de San Agustín, extinguida en la actualidad. Ambas cofradías contaban con un paso secundario de un Yacente y se puede intuir que por algún litigio en relación a esta dualidad la ciudad y la Iglesia, tomaron la costumbre de asistir corporativamente y en años alternos a las estaciones que celebraban una y otra cofradía. Con el devenir del tiempo este privilegio quedó reservado para la segunda de las citadas, y posteriormente, desde su fundación a fines del siglo XIX, ha recaído en la Hermandad del Sepulcro.

Actualmente figura en la presidencia del Viernes Santo el alcalde y concejales, portando el más joven de ellos el pendón de Málaga. También figuran representantes de los Ejércitos, de la Universidad y hasta una representación de caballeros de la Orden del Santo Sepulcro. Desde el segundo año del pontificado del obispo Jesús Catalá, las representaciones religiosas quedan situadas tras el catafalco del Señor, mientras que las civiles preceden al trono.

4. ¿Por qué hay una paloma posada en la cruz de la Piedad?

Según se cuenta, contiguo o cercano al taller donde trabajaba el maestro Francisco Palma García, existía un palomar. Cuando éste se encontraba, allá por 1926, en pleno proceso de tallar el grupo de la Piedad para la recién fundada cofradía de este nombre, una de estas avecillas entró en el local y se posó plácidamente sobre la escultura. El intrascendente, y a la vez poético suceso, enterneció tanto al artista, que cuando el misterio procesionó por vez primera en la Semana Santa de 1929, colocó en el travesaño de la cruz desnuda del trono una paloma blanca, según se observa en las fotografías de la época.

Muchas décadas después, ya con la segunda versión del grupo rehecho por Francisco Palma Burgos, la familia de estos artífices regalaron a la hermandad la terracota de una paloma para que no se perdiera tan entrañable recuerdo. La modeló Lourdes Casares, emparentada con la saga de los Palma.

Quitasangres en la procesión del Descendimiento.

5. ¿Qué simbolizan las banderas negras que arrastran los nazarenos en algunas cofradías?

Son una nota historicista que la hermandad del Descendimiento rescató del olvido hacia 1978. Se trata de unas simples banderolas de tela negra sin ningún adorno, y con un vástago cilíndrico de madera con regatones metálicos que varios nazarenos van arrastrando de continuo por el suelo. Su significado es totalmente alegórico. Por una parte, constituyen la expresión del luto por la muerte del Señor, ya que son portadas de manera inversa. Por otra, quieren transmitir la visión figurada de ir limpiando la sangre de Cristo vertida sobre la tierra a causa de las faltas de los hombres.

'Los quitasangres', nombre que reciben estas insignias, figuran en el cortejo procesional de distintas cofradías malagueñas.

6. ¿Cual es la cofradía más antigua de la ciudad?

Las Reales Cofradías Fusionadas figuran como la hermandad más antigua de la ciudad, ostentando el título de Primitiva de Málaga tras serle otorgada esta distinción por el Obispado en 2011. Desde 1505 existe de manera documental la referencia a unos Estatutos de la Santa Vera Cruz y Sangre, aunque los expertos detallan que su fundación fue muy anterior a esa fecha, concretamente a finales del siglo XV.

Esta origen también podría estar ligado a los Reyes Católicos y a la forma en la que entraron en Málaga: en concreto, en cuanto los monarcas ponían un pie en la ciudad lo hacían con una cruz católica (Vera Cruz) y en una especie de procesión similar a las que las cofradías reprodujeron con posterioridad recordando la de los monarcas por la calle Granada de la capital.

7. ¿Sabes que la Virgen de las Penas tiene un manto que no es de flores?

La actual imagen de María Santísima de las Penas salió por primera vez por las calles malagueñas el Lunes Santo de 1943. Ese año lo hizo sobre un pequeño trono y con un manto de terciopelo prestado por la Cofradía de Mena. Sin embargo, al año siguiente, ante la falta de medios económicos, el jardinero mayor del Ayuntamiento de Málaga de por aquel entonces, Alfonso Cruz Núñez, le hizo un manto de flores como solución transitoria hasta que hubiese recursos. Pero esa anécdota al final ha pasado a convertirse en una tradición. Cada Martes Santo, la Virgen de las Penas luce un manto distinto que lleva entre quince y veinte mil claveles de los que se encargan los jardineros municipales. Pero la Virgen de las Penas cuenta con un manto propio en terciopelo verde. Eso sí, sólo lo lució en las Semanas Santas de 1949 y 1950. Los malagueños pidieron tras esos años que la Virgen volviese a lucir el manto de flores, lo que hace desde entonces pese a contar con un manto propio.

8. ¿Qué dos Cristos están clavados a la Cruz por cuatro clavos en lugar de tres?

El número de clavos no fue cuestión baladí en siglos pasados, pues es bien sabido que teólogos y tratadistas mantuvieron encendidas polémicas sobre el tema. Lo curioso de todo es que hasta entrada la Edad Media lo corriente entre los artistas era recurrir a cuatro, pero progresivamente y en parte por influencia de visionarios y revelaciones místicas, se implantó el modelo de tres, además ampliamente defendido por órdenes y comunidades religiosas como la de los jesuitas, que lo adaptaron para uno de sus emblemas.

En la estatuaria procesional malagueña la excepción solo la pone el Cristo del Perdón, de la Hermandad de los Dolores del Puente, y el de la Crucifixión que ejecutara José Manuel Bonilla Cornejo en 1993.

Los estudios forenses contemporáneos comparten y demuestran la teoría de que debieron ser cuatro los clavos que taladraron a Jesús por ambos pies, y por las muñecas, por lo que resulta tan estética como inviable la suspensión atravesando las palmas de las manos que se hubiesen desgarrado incapaces de resistir el peso del cuerpo.

Nazareno de Gitanos.

9. ¿Por qué los nazarenos de los Gitanos no llevan capirotes?

Los penitentes de esta Hermandad, junto con los de Servitas, son los únicos de toda la Semana Santa que no tienen capirotes. En concreto los nazarenos de los Gitanos llevan unos capillos sujetos con coronas de espinas, que hasta la remodelación última eran de metal, estando las actuales trenzadas en mimbre. Estos elementos, como los encajes que en los ribetes de las túnicas rememoran las antiguas enagüillas interiores, han formado parte inmemorial de la impronta de esta corporación, por lo que se trata de una reliquia de las procesiones de antaño.

Hasta finales del siglo XIX, cuando los adoptó el Rescate y después la Esperanza, no fueron comunes en Málaga los capirotes cónicos tal y como ahora se conocen, luciendo los penitentes capuchas o faraonas, prenda ésta también en relación con el mundo calé. Y es que en el pasado se daba por hecho de que esta etnia, que se extendió por Europa a través de sucesivas migraciones, procedía del país del Nilo, por lo que 'gitano' y 'egipcio' se convirtieron en palabras sinónimas, mientras que el capillo que dejaba la cara descubierta se llamó 'faraona' en recuerdo de los turbantes que usaban los pretéritos moradores de aquellas tierras.

10. ¿Por qué es blanca la túnica del Cautivo?

Según parece, la idea de los cofrades de la Trinidad cuando encargaron en 1938 al escultor José Martín Simón la talla de Jesús Cautivo, era la de venerarlo como un Ecce Homo, lo que implicaba exponerlo sin prendas, o a lo sumo arropado en una clámide, de ahí que su cuerpo presente un estudio anatómico, prescindible si se hubiese concebido desde un principio para ser revestido.

La entonces comisión de arte que velaba por la calidad de las obras religiosas que se pretendían bendecir expuso varios reparos para aprobar la imagen, aunque todo parece indicar que el inconveniente de mayor peso fue precisamente la desnudez que ostentaba. Estos escrúpulos puritanos obligaron a los cofrades a aceptar que fuera sobrevestida, para lo que se tuvo que recurrir apresuradamente a confeccionar una túnica, que cosió Ana Carrasco Castilla, hermana de uno de los fundadores de la hermandad trinitaria. Para ello se recurrió a unos metros de tela blanca, que en aquella espantosa situación de carestía, era la única que encontraron disponibles en los almacenes que Modesto Escobar poseía en el barrio de Capuchinos.

Lo que fue fruto de la improvisación acabó siendo un poderoso imán para captar la devoción del pueblo malagueño, desde aquella jornada del 19 de marzo de 1939 en que se bendijo el Señor.

11. ¿Cuál es el Cristo más antiguo que se procesiona?

El Cristo de la Vera Cruz y Sangre el más antiguo que procesiona en la Semana Santa de Málaga. La imagen se talló a principios del siglo XVI, alrededor de 1505 y cuyo estilo artístico es una «transición del estilo gótico al renacentista», según explicó el profesor Miñarro, autor de la última restauración de la obra anónima.

La imagen sufrió un ataque de insectos xilófagos a mediados del siglo XVI e importantes destrozos en 1931 tras los quedó dividida en siete fragmentos. Miñarro, con la ayuda de sus colaboradores Manuel Mazueco y Ana Álvarez, realizó una labor de engranaje minucioso para lograr el resultado actual. La talla presentaba seis capas de policromía, incluida la de 1991, cuando fue restaurada por Óscar San José en Madrid.

12. ¿Qué Virgen lleva en su manto los escudos de las provincias españolas?

La cotitular de la Hermandad de la Humillación y Estrella procesionó por vez primera en 1942, luciendo un manto prestado de color blanco y factura antigua, al que se superpusieron unas toscas estrellas o luceros, con los nombres de los malagueños que habían engrosado las filas de la División Azul. Era ésta una unidad de voluntarios del ejército que participaron en la invasión de Rusia llevada a cabo por Alemania, de la que el régimen español era aliado.

Al año siguiente ya estrenó la Dolorosa uno de propiedad y en soporte azul salpicado de estrellas, aludiendo tanto a la advocación mariana como a aquellos «camaradas que hacen guarda sobre los luceros». En este segundo manto los nombres de las víctimas aparecían en la embocadura de la prenda creando un extraño efecto. No sería hasta 1953 cuando se estrenó el actual, aunque con una serie de ampliaciones e intervenciones posteriores, y mucho más discreto en cuanto a diseño, algo que se debió a José García Ojeda. Fue bordado por las madres Trinitarias en hilo de oro y además de las estrellas de rigor, cuenta con una orla que contienen los escudos de las provincias españolas, además del dominico, bordados en sedas de colores. Gran parte de ellos fueron costeados por los ayuntamientos del país.

13. ¿Qué hay escrito en el pergamino situado sobre la mesa que figura en el grupo de Azotes y Columna?

Uno de los grandes estrenos de la Semana Santa de 2013 lo constituyó el grupo que Juan Vega labró para el Señor de Azotes y Columna. Este artista plasmó en esta obra con acentuada carga dramática y naturalismo la escena de la flagelación, dotando a cada uno de los figurantes de una expresividad psicológica muy acusada que refleja desde la agresividad a la indiferencia.

También se preocupó de cuidar hasta los más nimios pormenores en cuanto a utillaje y aditamentos empleados por estos personajes secundarios. Así, en la mesa donde se apoya el legionario que con la mano extendida hace ademán de dar por finalizado el castigo del lithostrotos, aparece un pergamino desenrollado donde puede leerse: 'REVM IESVM VOCATVM DE QVO DICITVR ESSE REGE IUDEORVM PRAECIPIMVS VERBERIBVS FLAGELLARI VSQVE AD OSSA NVDATA ROMANAE LEGIS MORE POSTEAQVE AD NOS RESTITVTVM ESSE. PONTIVS PILATVS GVBERNATOR', que trasladado al castellano significa: «Ordeno que el reo Jesús, de quien se dice es el rey de los judíos, sea azotado hasta descubrir sus huesos según la ley de Roma y después devuelto a mi presencia. Gobernador Poncio Pilatos». El texto fue compuesto por el profesor Vidal González, y rotulado por el autor de estas líneas.

14. ¿A quién pertenecía el bastón dorado que figura todos los años a las plantas del Cristo de la Expiración?

Todos los Miércoles Santos, al pie de la cruz del Santísimo Cristo de la Expiración, se coloca uno de los dos bastones sobredorados que posee la archicofradía, como homenaje a la figura de Enrique Navarro Torres (1897- 1981). La importancia de su figura es capital para entender el fenómeno procesionista contemporáneo, ya que sus desvelos no solo se limitaron a su hermandad, sino a todo el espectro cofrade, llegando a ostentar el cargo de presidente de la Agrupación durante veinte años. En 1955, y por voluntad del obispo Ángel Herrera Oria, fue nombrado hermano mayor con carácter perpetuo de la actual archicofradía, convirtiéndola en una de las punteras de la Semana Santa malagueña y la más relevante en cuanto a patrimonio artístico se refiere.

Igualmente, a las plantas del Crucificado se deposita un tricornio para rendir tributo al cuerpo de la Guardia Civil, y en concreto a sus caídos en servicio, al ser la Benemérita hermana mayor honoraria de la misma desde 1938. La archicofradía, además, le concedió al Instituto la medalla de oro corporativa en 1955, año en que se estrenó el manto de la Virgen, que salido de los talleres de Manuel Elena Caro, y fue sufragado en su totalidad por los guardias civiles. El Cuerpo a su vez, también distinguió a la archicofradía con el tricornio de oro que le fue entregado en 2012, siendo hermano mayor Miguel Alfonso Gutiérrez.

15. ¿Por qué los mayordomos de El Rico llevan capirtotes distintos?

En concreto llevan estos mayordomos los denominados como de 'habichuela', también llamados 'de pala'. A estos capirotes les daba cuerpo un armazón que dotaba al capillo de una peculiar forma y con un acusado remate de forma redondeada, que a la gente le recordaba las vainas de la citada legumbre, lo que originó el apodo popular de estos capirotes. Algunas crónicas reflejan que varias hermandades, como la Puente, el Sepulcro y El Rico, los utilizaron a fines del XIX, aunque fue la última de estas cofradías la que durante más tiempo se valió de ellos, ya que no los desechó hasta entrado el siglo siguiente. Su recuerdo perduró en la mente de la hermandad que intentó en la década de los cincuenta su vuelta, algo que finalmente no se produjo. No sería hasta 2005 cuando el cortejo del Rico recuperó esta estampa de otra época, aunque reservado solo para los mayordomos.

Sus detractores manifiestan su extraña estética, aunque la observación de las fotografías que de ellos existen anteriores a 1920 induce a pensar que había dos variantes de estos capirotes. El más perfilado y grato, distinto al modelo que se ha recreado modernamente, es el que aporta la conocida instantánea que retrata a un grupo de hermanos del Rico con el preso recién liberado a comienzo de la centuria.

16. ¿En qué trono una de las imágenes es un autorretrato de Luis Álvarez Duarte?

Tras el incendio sufrido en la capilla de la estación de 28 de diciembre de 1969 que consumió las imágenes titulares de la cofradía de la Cena, se encomendó la labra de las nuevas a Luis Álvarez Duarte. Fue esta una opción arriesgada, ya que para entonces era una jovencísima promesa en el campo de la imaginería, con muy pocas obras en su haber. Labró primero, en apenas dos meses, a María Santísima de la Paz, que ya procesionó el Domingo de Ramos de 1970.

Le siguió un año después el grupo de la Cena que contempla al Señor instaurando la Eucaristía acompañado de los doce apóstoles, que al igual que en misterio anterior de Pío Mollar, se encuentran todos sentados alrededor de la mesa. Los dos discípulos colocados al extremo de la mesa, y, por tanto, enfrentados, son Judas Iscariote y Santiago el Menor. En este último se autorretrató el escultor sin omitir el corte de pelo que se estilaba por entonces y una pequeña cicatriz en la nariz. Es el único retrato que se le conoce en su producción, ya que aunque se ha servido de modelos al natural siempre ha procurados idealizarlos.

17. ¿Qué Cristo sólo lleva la corona de espinas en Semana Santa?

El Crucificado de la Buena Muerte de la Congregación de Mena solo lleva corona de espinas en tiempos de Semana Santa, permaneciendo todo el año en su capilla con la cabeza descubierta. La costumbre es ceñírle este aditamento pasionista con ocasión de la guardia legionaria, cuando la imagen se encuentra en devoto besapiés, retirándosele tras la procesión del Jueves Santo. Todos los años luce una nueva corona que renueva con destreza y fervor el veterano congregante Ramón Gómez Ravassa, quien desde hace más de tres décadas asume esta tarea, que pasa por recolectar las plantas espinosas que se requieren para su confección. La congregación tiene por norma entregar anualmente la corona correspondiente a un hermano o personalidad destacada, coincidiendo con el triduo que dedica al Santísimo Cristo en el mes de noviembre, en atención a la advocación complementaria de 'Ánimas' que éste ostenta.

La imagen precedente, la que labrara Pedro de Mena y Medrano, también portaba corona postiza, al menos para la salida procesional, y aún poseyó una de metal o de plata como era muy corriente en el pasado, algo que se aprecia en una foto tomada alrededor de 1910, cuando a las plantas de aquel portentoso Crucificado se veneraba el busto de una Dolorosa de vestir.

18. ¿Qué tres tronos llevan angelitos negros?

Aunque los ángeles, según el magisterio de la Iglesia, pertenecen a una realidad invisible, los relatos bíblicos demuestran que, aun siendo espíritus, pueden tomar figura humana. Representarlos de forma corpórea ha sido una constante remotísima, generalmente como niños o mancebos para destacar su eterna juventud e inmortalidad. Añadirles alas además refleja su prontitud en obedecer a Dios y cumplir su cometido de mensajeros, que es lo que significa la etimología griega de su nombre. Como durante siglos la hegemonía cristiana se ajustó al ámbito occidental, el prototipo angélico se basó en querubes blancos y rubicundos, por lo que era una rareza personificarlos en sujetos de otra raza.

El Domingo de Ramos permite admirar tres ejemplos de angelitos negros. Uno de ellos es el 'Juanillo' de la Pollinica; otro, en el cajillo de la Virgen del Amparo; y el tercero, en el trono de María Santísima de Lágrimas y Favores.

19. ¿Qué cofradía lleva representada una salamanquesa en su trono?

El Cristo de Humildad y Paciencia procesiona sentado sobre una roca, meditabundo tras ser despojado de sus vestiduras y a la espera de ser crucificado. Nada más natural que sobre el áspero monte del Calvario algún animalito fuese involuntario testigo de esta ignominia. De esta forma, el escultor Manuel Ramos Corona ha introducido en la peana abrupta de la escultura una salamanquesa que pone una nota simpática en una representación tan lastimosa.

El caso es que con ello, quizás sin proponérselo, el artista ha aportado un precioso simbolismo, ya que desde antiguo este pequeño reptil se ha asociado a la idea de la regeneración y la inmortalidad implícitas en el triunfo de Cristo sobre la muerte. Y eso no solo porque es capaz de renovar su cola perdida, sino por cuanto se creía que era capaz de vivir en medio de las llamas, como se recoge en 'El Quijote'. Por esto mismo también se ha asociado a la acción del Espíritu Santo y al fuego de Pentecostés.

20. ¿En qué grupo escultórico aparece un gallo?

Este animal forma parte del grupo escultórico del Cristo de la Soledad (Dulce Nombre) y responde al relato evangélico de las negaciones de San Pedro, a quien Jesús le había predicho que las proferiría antes del canto del gallo. Así se denominaba en la Antigüedad al tercer periodo de la vigilia de la noche, según la división establecida por los romanos, y que abarcaba desde la noche hasta las tres de la madrugada, lo que da idea del tiempo en que se desarrolló este pasaje de la Pasión.

Esto sustenta la opinión de muchos eruditos que piensan que la profecía del Señor se refería en realidad al 'gallicinium', que era una señal nocturna establecida por los vigías romanos de la torre Antonia de Jerusalén y que emitían haciendo sonar un clarín. Sea como fuere, el gallo vino a simbolizar en la doctrina cristiana al creyente en vela y al heraldo que anuncia con su trino el amanecer que es Cristo. De ahí que su silueta aparezca con frecuencia en las veletas de las antiguas iglesias, especialmente durante la época del Románico.

Sin restar poesía al asunto, cabe añadir que los gallos, aves territoriales por excelencia, cantan para confirmar su dominio sobre su espacio, espantar a posibles rivales y atraer y someter a las hembras.

Arcabuceros en Viñeros.

21. ¿Con qué cofradía desfilan arcabuceros de los Tercios españoles?

Existe un relato milagroso sobre el antiguo Nazareno de Viñeros que cuenta cómo, en un indeterminado momento del siglo XVII, un soldado que debía partir para Flandes, quiso reconciliarse sacramentalmente para lo que requirió a un religioso del convento de la Merced, donde se veneraba la imagen. La gravedad de los pecados que confesó fue de tal naturaleza que el fraile se negó a concederle la absolución, por lo que el militar desesperado suplicó el perdón ante la imagen del Señor, cuya diestra separada de la cruz se animó para otorgárselo. En este caso la leyenda tiene un fondo documental ya que hay constancia indirecta del hecho a cuenta de la reliquia del brazo del Nazareno y los pleitos que generó su posesión.

Como recuerdo de este suceso, similar al del Cristo toledano de la Vega, Viñeros introdujo en 1951 unos figurantes ataviados como arcabuceros, que se suprimieron ocho años después. En 2003, se volvió a recuperar su presencia, constituida por tres arcabuceros, portando uno de ellos la bandera blanca con la cruz roja de San Andrés, que era la enseña de los antiguos tercios españoles. En otros puntos de España, como Yecla, Villena o Sax, se conserva también la representación de estos soldados asociados a manifestaciones religiosas.

22. ¿Qué palio está bordado en plata?

La historia del palio de María Santísima del Gran Poder (Misericordia) es totalmente perchelero, porque en origen fue encargado por la Archicofradía de la Expiración para cobijar a la Virgen de los Dolores, siendo una obra que llevaron a cabo las religiosas Adoratrices estrenándose en la Semana Santa de 1927. Esta imagen lo lució hasta el estreno del nuevo palio que le confeccionara Esperanza Elena Caro en 1953. No sería hasta 1960 cuando la Hermandad de la Misericordia lo adquirió para Nuestra Señora del Gran Poder, introduciendo en el conjunto algunas puntuales modificaciones como el de sustituir el escudo original de la bambalina frontal, que remataba en dos ángeles, por el de Melilla. La vinculación de esta ciudad norteafricana con la Misericordia se remonta a los primeros años de la posguerra cuando se tramitó el traslado desde allí de los restos del aviador Joaquín García-Morato para ser inhumados en la capilla de la Hermandad en la iglesia del Carmen.

Este palio es el más antiguo de entre los que procesionan en la Semana Santa malagueña y el único que está bordado en hilo de plata, lo que le hace conjuntar sin estridencias con el manto de dibujo asimétrico de la Dolorosa perchelera que también cuenta con esta particularidad y que bordaron las monjas Filipenses en 1948.

23. ¿Qué diferencia a los nazarenos de la Cofradía del Santo Traslado?

Esta cofradía trinitaria mantiene en sus hábitos muchos de los rasgos que eran comunes a primeros del siglo XX en las hermandades malagueñas. Cuando realizó su primera salida procesional el Viernes Santo de 1921, sus nazarenos llevaron túnicas y capirotes de terciopelo azul celeste, escapularios con la cruz trinitaria, y todos vestían capas blancas. Esta indumentaria, en líneas generales, se mantuvo hasta 1951 cuando fue agregado el Cristo del Santo Traslado. Para entonces se modificaron los colores de las túnicas que pasaron a ser negras, conservando los capirotes de la sección de la Virgen de la Soledad el color celeste, mientras que los del Señor pasaron a ser burdeos. Igualmente, se conservaron los escapularios y las capas blancas, pero solo en los mayordomos. Pero lo que continuó inalterable fueron las sandalias de cuero negro que llevan los penitentes y que en el pasado fueron comunes también a otras hermandades malagueñas. Este calzado está tomado de las órdenes religiosas mendicantes y descalzas, que siempre lo han usado como signo de pobreza y humildad.

Por último, cabe reseñar que los cíngulos que también distinguen a los nazarenos del Traslado resultan originales y únicos en el procesionismo malagueño, porque se trata de unos fajínos, algo más estrechos que los episcopales y que adoptan los colores respectivos de cada sección de la cofradía.

Más curiosidades de la Semana Santa de Málaga aquí

Fuente: http://www.diariosur.es/semana-santa/201704/05/detalles-quizas-conozcas-semana-20170404200535.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: