miércoles, 1 de febrero de 2017

La justicia falla contra la reducción de las horas de clase de Religión

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura da la razón a una asociación de padres en su recurso contra el nuevo currículo de la ESO y Bachillerato

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha dado la razón a la Asociación de Padres de la Escuela Pública Educación Integral en el recurso que presentó contra el nuevo currículo de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, aprobado por la Junta de Extremadura, en el que se reducían las horas lectivas de Religión.

En esta sentencia, el tribunal falla a favor de esta asociación de padres, "entendiendo que no es correcto el reparto de las horas" en la nueva ordenación en el horario lectivo que regulaba la Junta de Extremadura en el decreto aprobado en abril de 2016.

Así lo ha explicado la portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, en rueda de prensa en Mérida tras el Consejo de Gobierno, en la que ha informado de esta sentencia, conocida en la tarde de este pasado lunes, sobre la que ha mostrado el "respecto absoluto" del Ejecutivo regional, aunque ha anunciado que la recurrirá a través de la presentación de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

En su intervención, Gil Rosiña ha explicado que, a través de este recurso, la Junta de Extremadura busca defender que "no está vulnerando ningún derecho fundamental de la familia", así como que el Ejecutivo regional "cumple la ley" y "no está vulnerando la ley educativa en vigor", ni tampoco el acuerdo que existe entre el Estado y la Iglesia Católica.

En este nuevo currículo, aprobado en abril de 2016, la Junta de Extremadura establecía que en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), la asignatura de Religión era "optativa" entre ésta o Valores Éticos, y pasaba de dos a una hora semanal, mientras que en primero de Bachillerato también se reducía de dos a una hora semanal, y en segundo no se impartía.

Así, en este recurso, la Junta de Extremadura se reafirmará en la "necesidad de regular, equilibrar unos horarios lectivos, no contra la Religión, sino garantizando la Religión, pero al mismo tiempo fomentando también valores éticos y ciudadanos", así como "garantizando la asignatura de Filosofía", ha explicado la portavoz.

"No vulneramos la Ley de Educación vigente en nuestro país, no vulneramos los acuerdos que hay entre el Estado y la Santa Sede", ha reiterado Gil Rosiña, quien ha aclarado además que el Ejecutivo extremeño "no hace este decreto contra la Religión, sino que para garantizar la libertad de los padres que quieren optar a la Religión", pero también la de "aquellos que quieren optar por los valores éticos".

La portavoz del Ejecutivo extremeño ha recordado que este nuevo currículo de ESO y Bachillerato se elaboró tras un proceso de "escucha de la comunidad educativa, con más de 700 aportaciones", y recibió tres recursos, uno de la Iglesia Católica, otro de una asociación de docentes extremeños y el tercero de la Asociación de Padres y Madres de la Escuela Pública Educación Integral.

Gil Rosiña ha recordado que el tribunal extremeño desestimó en septiembre de 2016 el recurso que presentó la Iglesia Católica y que argumentaba que el nuevo decreto "vulneraba el derecho de la familia", y dio la razón a la Junta de Extremadura, un fallo que fue recurrido por la Iglesia, por lo que todavía se encuentra "vivo".

Respeto al recurso de la asociación de padres, en él se decía que "el nuevo reparto de horas y la nueva ordenación de horas que hace la Junta de Extremadura no es correcta", ha explicado Isabel Gil Rosiña.

Fuente: http://www.elmundo.es/sociedad/2017/01/31/58908928268e3ef71d8b4685.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: