viernes, 27 de enero de 2017

No más mentiras sobre la clase de Religión

Como padre, cristiano, profesor de Religión y persona con un buen conocimiento sobre la situación de la Enseñanza Religiosa Escolar en el sistema educativo español, al menos así lo creo y así lo demuestra mi currículum, no puedo dejar pasar la oportunidad de expresar mi indignación ante las mentiras, bulos y demagogias que aparecen contínuamente en prensa y redes sociales y que flaco favor hacen algunos periodistas en repetirlas sin un nínimo de análisis o contraste de la información...

Que la asignatura de Religión sea un escollo para el pacto educativo muestra la falta de rigor y de interés en alcanzar un acuerdo de mínimos. El pacto se busca desde los principios básicos que todos apoyan para, desde un consenso, establecer dichos mínimos y que perduren a pesar de las futuras leyes educativas. Desde esta hipótesis, tan sólo deberían tratarse los temas en los que hay acuerdo general. Por tanto, la enseñanza religiosa, si es (como lo es) un aspecto que provoca confrontación, mejor dejarlo fuera del pacto. Y esto no lo digo yo, sino también personas relevantes dentro del PSOE, por ejemplo. Por eso, mi opinión es que no entre el tema de enseñanza religiosa en el pacto escolar.

Por favor, hay temas mucho más importantes en Educación como para que la enseñanza religiosa impida un pacto escolar de Estado.

Esta enseñanza siempre ha sido, a lo largo de todas las leyes educativas, de oferta obligatoria para los centros y libre elección de los alumnos o tutores legales para con sus hijos, cumpliendo así con lo fijado por la Constitución Española. La LOMCE no obliga a ofertarse, sino la aplicación del articulado de la Constitución.

Tampoco ha sido nunca optativa (se elige un número determinado de asignaturas de entre un listado de posibles seleccionables, tal y como la LOMCE la demarca en la etapa de Bachillerato), sino opcional (voluntaria y no obligatoria; se elige o no se elige).

Si el problema es que sea computable y se quiere volver al estatus que tenía dicha asignatura anterior a la LOMCE, que sea en TODO su estatus (no computable pero también con el horario mínimo establecido en los Reales Decretos que desarrollaban la LOE). No se puede solicitar que vuelva a la situación previa pero sólo en algunos aspectos y otros que se mantengan como en la LOMCE.

¿Cómo resta la asignatura de Religión el horario a otras materias? Si lo que se quiere es aumentar el horario de otras asignaturas "fundamentales", ¿cómo se plantea que se sustituya la enseñanza religiosa confesional por otra de historia de las religiones o que se elimine pero, a su vez, se añade otra como Educación para la Ciudadanía, por ejemplo?

Estimado Javier Sánchez, la escuela pública es laica, esto es, independiente de cualquier confesión religiosa. Que exista la enseñanza religiosa no quiere decir que la escuela asuma esa confesión. Hay centros en los que se imparten enseñanza religiosa católica, islámica y evangélica. También tiene acuerdos con el estado español confesiones como la judía y otras estaban en negociaciones... Una cosa es ser laico (no asumir una confesión) y otra, ser laicista en su versión más extrema y trasnochada del siglo XIX (excluir todas las confesiones).

Continuando, la categoría profesional del docente de religión es PERSONAL LABORAL DOCENTE; "laboral" porque no accede por oposiciones, empleado público porque así se recoge en el art. 11 del Estatuto Básico del Empleado Público.

Como cualquier trabajador tiene las garantías expresadas en el Estatuto de Trabajadoras, incluso en algunas comunidades por un Convenio Colectivo y, por si no fuera suficiente, ya en la Disposición Adicional Tercera de la LOE (aún vigente), se especifica que la remoción, en su caso, se ajustará a derecho. Siendo así, es falso que se pueda despedir a los docentes de Religión sin más explicaciones. Y queda avalado por distintas sentencias en todo tipo de tribunales...

 Y por último, dos peticiones:
1. Respeto a los millones de alumnos y/o padres que eligen enseñanza religiosa (no sólo las que aparecen en las cifras publicadas por la Conferencia Episcopal, ya que éstas hacen referencia a la enseñanza de religión católica y no computa a quienes cursan religión islámica, judía y evangélica... que los hay en los centros educativos de este país y en grandes cantidades; los cuales, habría que añadir a dichas cifras o datos). Si quieren ofrecer el mejor servicio público desde sus responsabilidades políticas, tengan en cuenta a quienes sí eligen, valoran  y quieren la enseñanza religiosa confesional.

2. Ruego no publiquen siempre la misma fotografía junto con las noticias relacionadas al profesorado de Religión porque aparece una persona que, con todos mis respetos, no es representativa de la figura del docente de religión. Me atrevería a indicar que la gran mayoría son mujeres y de edad media.

A continuación, adjunto artículo que en su mayor o menor medida está siendo repetido y "republicado" por distintos medios digitales y cuyo origen es: http://www.eldiario.es/sociedad/PP-blindara-peticiones-religion-educativo_0_602990482.html... por si alguien quiere comparar

La clase de Religión, principal escollo para alcanzar el pacto educativo en España

La Conferencia Episcopal exige mantener blindadas la asignatura y la selección de los profesores

(J. Bastante).- ¿Debe ser la Religión una asignatura evaluable y computable para la media del alumno? Este es uno de los caballos de batalla en la negociación del pacto educativo que sustituya la Lomce por una ley de consenso.
PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos coinciden en que la materia no puede continuar siendo parte de la oferta obligatoria y computable en Primaria y Secundaria, como introdujo el PP al redactar la 'ley Wert'. Por contra, el objetivo de los obispos es que se mantenga dicho estatus, según cuenta eldiario.es
Los socialistas y los de Albert Rivera apuestan por volver a la situación previa a la Lomce, es decir, que la asignatura se oferte como optativa sin que cuente la nota para el expediente académico de los estudiantes. De este modo, consideran, se aliviarían las reticencias que ha generado la vuelta de tuerca de la Lomce a la asignatura y se volvería a una situación de "no conflicto".
Para Unidos Podemos, la vuelta al escenario precedente no es suficiente. "La Religión debe salir, al menos, del horario escolar y no restar horas a otras materias de raíz científica o humanista. La educación en la red pública debe ser laica", afirma el diputado Javier Sánchez.
El portavoz matiza que "no se trata de negar el hecho religioso, sino de tratarlo de manera no confesional. Y eso se podía impartir en otras disciplinas". Una postura similar ha manifestado el PSOE en las dos últimas campañas electorales. Y Ciudadanos incluía en su primer programa la creación de una asignatura que englobara la historia de más religiones además de la católica.
Al menos una parte de la oposición se inclina a pensar que el PP, que no ha aclarado aún cuál será su postura en este tema, dejará de hacer bandera de algunas cuestiones defendidas en la etapa anterior. Y el carácter evaluable de la religión podría ser una de ellas.



En el encuentro que sirvió al ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, para medir el pulso de la iglesia en estos asuntos, los obispos pidieron al Gobierno blindar la religión, la situación de los profesores de religión -elegidos por la iglesia, pero pagados por el Estado- y los conciertos de los colegios católicos. Este último punto no forma parte estrictamente de las conversaciones para el pacto educativo.
"Tenemos que dejar añejas posiciones: la educación tiene que ser un campo neutro, formamos para la realidad, no para las entelequias", subrayó el portavoz de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, a raíz de la primera reunión, que no será la única.
La Comisión Permanente que la Conferencia Episcopal celebrará el próximo mes de febrero servirá para que los obispos adopten "una posición común" que comunicarán en una nueva reunión con el ministro, sin descartar la publicación de una nota en la que se planteen los puntos básicos de la propuesta de la Iglesia. Entre ellos, afirmar que "el hecho religioso es algo positivo", y que su presencia forma parte intrínseca de la cultura y la sociedad española.
Los obispos critican que la clase de religión sea usada "como un pim pam pum político" y son especialmente beligerantes con lo que consideran "una reducción del horario, dispar de una comunidad a otra que no garantiza que la oferta obligatoria y la elección libre por parte de padres o alumnos sea posible". Todo ello provoca, dice el portavoz Gil Tamayo, que la asignatura esté en una situación de "precariedad".

Hay otro gran punto de fricción en lo tocante a la religión, y es el estatus de los más de 25.500 profesores de la materia, causa de polémica al tratarse de personal docente no público -no hay oposiciones-, cuyo nombramiento es elegido de forma discrecional por cada obispo en su diócesis -que, como se ha demostrado, puede despedir a los docentes sin más explicación-, pero cuyo pago corresponde a las Administraciones correspondientes.
Esta situación, parte del acuerdo suscrito con la Santa Sede, no parece a priori que vaya a verse alterada tras el pacto. PSOE y Ciudadanos a priori no pedirán que se ahonde en el asunto. Sí lo hará Unidos Podemos, y así aparece expresamente en su programa electoral en un epígrafe titulado "Anulación del Concordato".
Anualmente siete de cada diez alumnos optan por la asignatura de religión en los centros educativos. El curso pasado fueron concretamente un 63%, según datos recabados por la Conferencia Episcopal: más de 3,6 millones de alumnos y alumnas.


Fuente: http://www.periodistadigital.com/religion/educacion/2017/01/26/la-clase-religion-principal-escollo-para-alcanzar-el-pacto-educativo-en-espana-religion-iglesia-vaticano-educacion-podemos-pp-obispos-ciudadanos-psoe.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: