martes, 31 de mayo de 2016

Los profesores de Religión de la escuela pública trasladan sus reivindicaciones ante la reducción a cuarenta y cinco minutos semanales de la asignatura en Infantil y Primaria

Los representantes de la Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales (APPRECE) han comparecido ante la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas para cuestionar la normativa aplicada por el Gobierno de Aragón para adoptar esta medida y para defender sus derechos laborales tras la situación creada

Zaragoza, 31/05/2016.- Los representantes de la Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales (APPRECE) han trasladado a los integrantes de la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas su firme decisión de “continuar defendiendo la asignatura de Religión”, a la vez que han pedido al Gobierno de Aragón que cumpla con el marco legal establecido, puesto que “un gobierno que se dice progresista deber respetar la ley”. “No creemos –ha insistido José María Guardia– que deban ser los tribunales los que decidan el horario”.

Guardia, junto con María Luisa Paricio y Fernando García, ha sido el encargado de manifestar el desacuerdo de APPRECE con las iniciativas de “algunos grupos políticos de la Cámara contra la asignatura de Religión y los derechos laborales de su profesorado, y exponer la situación de la enseñanza de la religión en la escuela pública así como situación laboral de los profesores y profesoras de Religión”, según la solicitud. En este sentido, caber recordar que las Cortes de Aragón aprobaron el pasado mes de marzo una iniciativa de Podemos, a la que se opusieron PP y PAR, en la que se pedía al Gobierno de Aragón la reducción del horario del área de Religión a cuarenta y cinco minutos semanales en Infantil y Primaria desde el próximo curso 2016-2017.

El representante de APPRECE ha realizado un repaso de la normativa legal que ha acompañado al sistema educativo español desde 1978, “la LOE, una ley socialista, fue la que reguló este horario, luego completada por la LOMCE”, ha recordado, con la intención de dejar patente que “esta reducción es una auténtica discriminación tanto académica como laboral”, a la vez que ha acusado al Gobierno de Aragón de adoptar la medida “sin negociación ni derecho a audiencia previa”. “Ha sido una torpeza política además, lógicamente, de un error académico”, ha subrayado. Guardia, que ha lamentado en diferentes momentos de su intervención la carga ideológica de esta cuestión, ha remarcado que “si se quiere una nueva forma de hacer política, hay que apostar por diálogo y por tender puentes para lograr una educación integral y humanista que no sirva para enfrentar valores”.

Por su parte, Paricio ha mostrado “su gran decepción” por el debate suscitado “entre la conciencia y la ideología”, puesto que, en su opinión, “la fe va vinculada a cualquier persona”, mientras que también ha cerrado filas por los derechos de los profesores de Religión, “más aun cuando a mí, como a mis compañeros, nos pueden echar a la calle sin ningún tipo de cobertura”. En parecidos términos se ha expresado, García, que ha defendido la compatibilidad de “enseñar religión desde la laicidad” y ha arremetido contra la propuesta de Podemos, puesto que, según ha añadido, “se trata de una mala copia de la orden de Ceuta y Melilla”. Por último, también ha apostado “por dejar fuera, como se ha propuesto desde diferentes ámbitos” este asunto ante la posibilidad de un futuro pacto por la Educación a nivel estatal.

Por parte del PP, ha tomado la palabra su diputado Fernando Galve, que, en primer lugar, ha agradecido la “valentía” de los comparecientes “sabiendo lo que se iban a encontrar aquí”. En relación a la medida de reducir el horario de la asignatura, el diputado popular ha dicho que “la decisión del Gobierno de Aragón ha sido sectaria, tomada de forma unilateral, sin diálogo ni negociación, y con un claro corte ideológico”. Galve, que ha rechazado que la LOMCE marcará mínimos a la hora de establecer horarios, ha puesto en valor el papel de la religión tanto desde un punto de vista histórico como cultural, a la vez que ha asegurado que “nosotros creemos en la libertad de la elección de manera decidida, no como otros que la predican y no obran en consecuencia”.

El posicionamiento del PSOE ha corrido a cargo de Darío Villagrasa, que ha lamentado en la intervención de los representantes de APPRECE la “mezcla” de varias cuestiones como la educación y la laicidad, la enseñanza y la libertad religiosa y los derechos laborales. “El PSOE –ha asegurado- apuesta de manera decidida por la libertad religiosa, por el respeto y la convivencia, conscientes como somos de que las creencias personales pertenecen a la esfera íntima de las personas”. Villagrasa ha relatado los contactos mantenidos entre este colectivo de profesores y el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, e incluso ha anunciado su continuidad “de manera inminente”.

El parlamentario de Podemos Carlos Gamarra ha iniciado su intervención reconociendo que “discrepamos prácticamente en todo”. En primer lugar, ha remarcado la apuesta de su formación por una escuela “laica, libre de dogmas, científica e innovadora” frente a una visión “mercantilista” de otras formaciones. En relación con el colectivo de profesores, se ha mostrado de acuerdo en que “sufren una discriminación, pero positiva, puesto que son los únicos profesores de la escuela pública que no se someten a un proceso selectivo, sino que les pone a dedo la Conferencia Episcopal Española”. En la misma línea, Gamarra se ha preguntado “qué posicionamiento tuvieron cuando el resto de profesores se movilizaron ante la pérdida de 2.000 puestos de trabajo en los últimos años”.

La portavoz sectorial en esta Comisión del PAR, Lucia Guillén, ha denunciado una “cruzada particular” en contra de la religión católica por parte de formaciones políticas que “parece que le tengan una especial inquina y que incluso prohíben la asistencia a actos religiosos”. Esta diputada, que ha aderezado su intervención con su experiencia personal, “las clases de religión me sirvieron para ser mejor persona, aunque no soy de misa diaria”, ha dicho, también se ha mostrado partidaria de “la libertad de elegir de los padres” y ha animado a otros grupos parlamentarios a “interesarse por lo que realmente se enseña en las aulas con esta asignatura”.

Por su parte, Jesús Sanso, desde Ciudadanos, ha asegurado que “entendemos sus reivindicaciones, sobre todo, desde el punto de vista laboral, e incluso nos podemos solidarizar con sus peticiones”, pero ha insistido en que “nosotros defendemos una educación pública gratuita, laica y de calidad, y creemos que la religión debe abordarse en las aulas desde una perspectiva histórica”. Como posible solución, ha propuesto que “mantengan contactos a dos bandas con el Obispado de Zaragoza y el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón”.

Por último, el representante del Grupo Mixto, Gregorio Briz (CHA), ha defendido el derecho de APPRECE a defender su posición, pero se ha reafirmado en el posicionamiento de su formación política de “suprimir todos los privilegios de todas las confesiones y sacar la enseñanza de la religión fuera de los colegios”. Briz ha defendido la legalidad de la reducción del horario, y ha puesto como ejemplos Andalucía y Asturias, mientras que también se ha mostrado comprensivo como sus demandas laborales, “aunque, lógicamente, deben tender derecho a lo que les corresponda legalmente”.
Fuente: http://www.cortesaragon.es/Nota-de-prensa.712+M5daf4b1d4c3.0.html?&no_cache=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: