jueves, 10 de marzo de 2016

La importancia de la clase de Religión


Hoy me dirijo especialmente a vosotros, padres y madres de familia, que tenéis hijos en edad escolar. A finales de este mes se inicia en Cataluña la preinscripción de los alumnos para el próximo curso escolar 2016-2017. Es el momento que los padres debéis elegir para vuestros hijos el Centro Educativo que deseáis –o en el que la administración educativa os permita-, y también decidir, entre otras cosas, si queréis que vuestros hijos reciban o no la clase de Religión Católica. Son dos decisiones muy importantes para la vida de vuestros hijos.
A más de cincuenta años del concilio Vaticano II, estas palabras siguen siendo de gran actualidad; la Iglesia os dice: «Se recuerda a los padres la grave obligación que les atañe de disponer, y aún de exigir, que sus hijos puedan recibir una educación moral y religiosa, y de esta forma, progresen en la formación cristiana a la par que en la profana. Además, la Iglesia aplaude cordialmente a las autoridades y sociedades civiles que, teniendo en cuenta el pluralismo de la sociedad moderna y favoreciendo la debida libertad religiosa, ayudan a las familias para que pueda darse a sus hijos en todas las escuelas una educación conforme a los principios morales y religiosos de las familias» (Declaración sobre la educación cristiana, 28.10.1965, n. 7).
Para que se pueda dar esta educación que desean los padres, es imprescindible la enseñanza de la religión en la escuela, que es una exigencia de la concepción antropológica abierta a la dimensión trascendente del ser humano: es un aspecto del derecho a la educación. Sin esta materia, los alumnos están privados de un elemento esencial para su formación, que les ayuda a alcanzar una armonía vital entre fe y cultura. La formación moral y la educación religiosa también favorecen el desarrollo de la responsabilidad personal y social, y constituyen pues una relevante contribución al bien común de la sociedad.
La enseñanza escolar de la religión es diferente y complementaria a la catequesis en la parroquia y a otras actividades, como la educación cristiana familiar. Además del diferente ámbito donde cada una es impartida, son diferentes las finalidades: la catequesis se propone promover la adhesión personal a Cristo; la enseñanza escolar de la religión transmite a los alumnos los conocimientos sobre la identidad del cristianismo y de la vida cristiana.
† Jaume Pujol Balcells
Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

Fuente: http://blogs.periodistadigital.com/religiondigital.php/2016/03/09/la-importancia-de-la-clase-de-religion-e

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: