jueves, 19 de febrero de 2015

Más ciencias e inglés y menos religión en el currículum vasco


Donostia- Los estudiantes vascos estudiarán más ciencias e inglés y menos Religión. Esta es la última novedad incluida en la versión definitiva del Currículum Vasco que la consejera de Educación, Cristina Uriarte, presentó ayer a los agentes educativos. Se trata de una versión mejorada del primer borrador tras recibir 878 aportaciones del sector. El mundo educativo recibió con talante dispar el documento final. Pese a mantener que el Curríclum Vasco no es la alternativa vasca a la ley Wert, todos los agentes a excepción de los sindicatos (familias, directores de instituto, centros de Primaria, ikastolas y Kristau Eskola) pusieron en valor que Educación haya incorporado a los decretos Heziberri 2020, medidas para mantener elementos importantes del sistema actual.
Tras la reunión celebrada en Gasteiz, Uriarte compareció para detallar los elementos que diferencian el Curríclum Vasco de la Lomce, de los cuales este periódico ha dado cuenta las últimas semanas. La última pieza del puzzle del Currículum busca ampliar el margen de excelencia del alumnado, que es el verdadero talón de Aquiles de la escuela vasca. Según la titular de Educación, en la ESO se incrementará “significativamente” el horario de las Ciencias Naturales, en Tecnología, Educación Física, Artística (Plástica y Música). Además, se reducirá un 33% el horario de Religión, también en Primaria.
Cabe recordar que el Consejo Escolar de Euskadi había pedido sacar Religión del horario lectivo cuando llegó el ministro José Ignacio Wert con su reforma para, al dictado de la Conferencia Episcopal Española, reforzar esta asignatura (al convertirla en evaluable y computable para la media) con el único propósito de poner freno a la caída en picado de las matrículas.
Esta medida ideológica se acompañó de otra menos ideológica. Se eliminó la materia de Educación para la Ciudadanía, creada en el Gobierno Zapatero, por Valores Sociales y Cívicos en la que algunos ven elementos “adoctrinadores” del ideario popular. La versión vasca de la alternativa a Religión que estudian los escolares vascos de 1º, 3º y 5º de Primaria este curso, no contempla los contenidos más polémicos del currículo oficial aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy, como la formación de los estudiantes “en el concepto constitucional de la nación española” o a “estimar” la misión de las Fuerzas Armadas. Además, ataca la objeción de conciencia y la desobediencia civil y concibe como “problemas” algunos avances científicos, como la investigación con células madre, y ve como “peligros” la eutanasia o la eugenesia. El recorte horario de Religión en las aulas vascas es, por tanto, una victoria a medias del sector educativo vasco, donde una amplia mayoría aboga por el laicismo.
División de opiniones El nuevo Currículum ha sido acogido con disparidad de opiniones. El responsable de Kristau Eskola, organización que agrupa a los colegios religiosos, salió de la reunión reiterando el aval inicial que su organización dio en solitario al Curríclum Vasco en diciembre. La versión mejorada de los decretos ha promovido acercamientos de posturas, como el de las ikastolas; y agudizado rechazos, como el de los sindicatos que siguen pidiendo la retirada del texto. Por su parte, las familias de la escuela pública (Ehige), los directores de instituto (Bihe) y los centros de Primaria (Sarean) han dado una de cal y una de arena. Y es que, según señalaron en una nota conjunta, rechazan el documento porque “los decretos curriculares no son una estrategia para hacer frente a la Lomce como se nos indicó al comienzo del plan Heziberri”, al tiempo que reconocen “aspectos positivos” como los cambios introducidos para permitir organizar Primaria en ciclos, identificar las evaluaciones de control de Primaria de la Lomce como evaluaciones de diagnóstico del ISEI-IVEI, la diversificación curricular en la ESO, tratar de mantener el carácter compresivo de la enseñanza obligatoria evitando los itinerarios segregadores, etc.
Por su parte, Ikastolen Elkartea remarcó que los decretos “no son los que las ikastolas hubieran diseñado”, aunque destacaron que “presentan cambios significativos respecto a los primeros borradores y valoramos el esfuerzo del departamento, tanto por integrar las aportaciones realizadas por los agentes como por alejarse de los parámetros de la Lomce”, pese a que “este alejamiento, en diferentes extremos, está condicionado por el carácter de ley orgánica de la Lomce y en consecuencia no tiene la intensidad suficiente como para poder frenar su aplicación en todos los ámbitos”. Con este apoyo crítico, las ikastolas dan por cerrada esta fase de Heziberri 2020, con la esperanza de que se abra cuanto antes la última: la de la Ley Vasca de Educación. “Ya ha llegado el momento de trabajar todos para elaborar una ley que regule el conjunto del sistema educativo”.
El proyecto. El Currículum Vasco no es una alternativa vasca a la Lomce porque la ley Wert es una ley orgánica de obligado cumplimiento, pero sí es una herramienta con la que Lakua trata de paliar sus efectos negativos, como son la segregación temprana del alumnado, la inequidad o la falta de participación de la comunidad educativa.
Currículum vs. Lomce. Las diferencias son incluso previas a su redacción. Por primera vez, el Departamento de Educación ha abierto el debate y la reflexión al conjunto de la comunidad educativa sobre el Currículo oficial, que ha recibido más de 800 aportaciones. El Gobierno de Urkullu defiende que se han tenido en cuenta la mayoría de dichas aportaciones para elaborar un segundo borrador, al que ha seguido otra ronda de reuniones. Pese a este ejercicio de escucha, el texto definitivo no ha convencido a todos los agentes educativos por igual.
Diferencias organizativas.
-Se incrementa la autonomía organizativa y curricular de los centros. Se reduce la especificidad de los contenidos, así como los indicadores de evaluación Lomce. De este modo, los colegios tendrán una mayor autonomía a la hora de trabajar contenidos, cuestión solicitada por todos los agentes educativos.
-Se propone un horario mínimo por asignatura y un horario de referencia para los centros, lo que les permite potenciar ciertas áreas en función de su proyecto educativo.
-Se mantienen las funciones de los OMR (o los Consejos Escolares) de los centros, al mantenerse lo previsto en la Ley de la Escuela Pública Vasca. La comunidad escolar seguirá teniendo voz, pero también voto en las decisiones del centro, potestad que la Lomce reserva exclusivamente a la dirección.
-Euskera y castellano, y sus respectivas literaturas, tendrán el mismo estatus ya que el euskera deja de ser nominalmente una materia de libre configuración autonómica, como dice la Lomce.
En Primaria.
-La organización de los ciclos es abierta al criterio del colegio. Puede haber 2 como dice la Lomce (de 1º a 3º y de 3º a 6º) o 3 ciclos como hasta ahora (1º y 2º; 3º y 4º, 5º y 6º). No influye en la evaluación y preserva mejor el proceso de madurez del alumnado. La Lomce suprime los ciclos, lo que es un error, según el sector educativo.
En Secundaria.
-Se evita la segregación temprana. La Lomce obliga a los estudiantes a elegir entre Bachillerato y FP con 14 años. Euskadi presenta un Currículo común durante los 4 cursos de la ESO para el alumnado que lo desee. El estudiante podrá presentarse a las reválidas de final de ESO, y decidir con 16 años si ir a Bachillerato o FP grado Medio, como hasta ahora.
-Curso específico para quien suspenda la reválida de la ESO. La Lomce no contempla qué pasa con los estudiantes que tras superar la ESO, suspendan la reválida en caso de que se realice. En Euskadi, Educación ofrecerá un curso específico para poder preparar los exámenes de reválida, con el fin de que todo el alumnado obtenga el graduado escolar.
-Se garantiza la equidad. Se mantienen los programas de refuerzo que hoy existen para apoyar al alumnado con dificultades de aprendizaje o alumnado de incorporación tardía en la ESO para 1º y 2º de ESO, y programas de mejora del aprendizaje mediante la diversificación curricular en 3º y 4º. De este modo se quiere evitar que los estudiantes se vean abocados a la FP Básica, como única alternativa a su expediente académico.
Evaluaciones finales.
-Evaluación diagnóstica vasca frente a las reválidas Lomce. Las evaluaciones diagnósticas que realiza el ISEI-IVEI en 4º de Primaria y 2º de la ESO a 3º y 6º de Primaria, coincidiendo con las evaluaciones Lomce. No tendrán consecuencias académicas en el expediente, solo es para conocer el nivel del alumno ni afectarán en su promoción. La Lomce evalúa sólo la competencia en Lengua Castellana y Matemáticas. Además, el ISEI-IVEI examinará de Euskera, Inglés y Ciencias.
-Los resultados de estas pruebas para conocer el nivel del alumnado no servirán para hacer rankings de centros como la Lomce quiere.
Más ciencias e idiomas y menos religión.
-El horario de la lengua extranjera se incrementa considerablemente. Se incrementa significativamente el horario de las Ciencias Naturales en la ESO, en Tecnología, Educación Física y Educación Artística y se reduce un 33% el horario en Religión, tanto en Primaria como en ESO.
Notas en cada curso. Con Heziberri se evaluarán todas las competencias básicas: tanto transversales como troncales y no solo las troncales como la Lomce.

Fuente: http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2015/02/19/sociedad/mas-ciencias-e-ingles-y-menos-religion-en-el-curriculum-vasco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: