sábado, 20 de septiembre de 2014

Una elección mayoritaria

Más del 88 por ciento de los alumnos matriculados en centros públicos optan por estudiar la asignatura de Religión

LA asignatura de Religión sigue siendo la predilecta para la inmensa mayoría del alumnado de Educación Primaria. De cada 100 estudiantes de esta etapa, 88 optan por el área religiosa frente a 12 que prefiere la alternativa. Estos datos contrastan con el particular calvario que año tras año sufren los profesores de esta materia. Tanto es así, que la Lomce deja la puerta abierta a la reducción de la carga horaria de Religión a 45 minutos en Primaria, lo que puede suponer que el 50 por ciento de los docentes de esta materia pierdan su puesto de trabajo.

Aunque las cifras siguen demostrando el apoyo de los estudiantes a la Religión, su impartición puede verse seriamente afectada en el próximo curso escolar. De hecho, la Consejería de Educación de la Junta ya tenía previsto para este año su reducción a una sesión de 45 minutos semanales (actualmente son dos), pero la falta de tiempo y la aplicación «transitoria» de la nueva Ley en Andalucía, han relegado esta decisión —que parece firme— al próximo ejercicio.

En el pasado curso escolar 45.483 alumnos de los 51.378 que se matricularon en Primaria en Córdoba escogieron Religión, según la Junta de Andalucía. Es decir, de cada 100 estudiantes, 88,5 mostraron su apoyo a esta materia. En Secundaria, ciclo en el que el 67% de los alumnos optaron por el área religiosa. Aunque aún no hay cifras oficiales del recién iniciado ejercicio, fuentes consultadas por este periódico han confirmado que la tendencia se mantiene durante este curso, incluso pudiendo incrementarse, debido a que algunos centros han tenido que pedir una ampliación del cupo al recibir mayor demanda de la esperada.
En manos autonómicas

Paradójicamente y frente a estos datos, es la Lomce —auspiciada y aprobada por el Gobierno del PP— la que deja en manos de las autonomías la posibilidad de restringir la impartición de la materia religiosa a una sólo sesión de 45 minutos. Por su parte, los sindicatos ya han elevado la voz ante estas nuevas medidas al entender que vulneran el derecho constitucional de las familias a recibir una enseñanza religiosa de calidad. Enrique Víbora, delegado sindical de Anpe-Andalucía para el profesorado de Religión, advierte que con la nueva normativa «habrá 17 formas diferentes de enseñar la asignatura en nuestro país» lo que provocará «un desequilibrio y desventaja en la formación del alumnado, además de la pérdida de empleo de cientos de profesionales».
Menos empleo

La mencionada pérdida de empleo es una de las mayores preocupaciones de este colectivo docente. Actualmente, la plantilla en Primaria la componen 217 profesionales. La cuenta es fácil para los sindicatos. Si la carga horaria se reduce a la mitad, el efecto sería directamente proporcional y unos 105 profesores irían a la calle.

Los alumnos que escojan la alternativa a religión, se incluirán en el área de Valores Sociales y Cívicos, dividida en tres bloques: identidad y dignidad de la persona, comprensión y respeto en las relaciones interpersonales, y convivencia y valores sociales. La falta de un material curricular determinado y de pautas para su impartición es otra de las quejas de los profesionales de la educación, que siguen sufriendo los vaivenes de las decisiones políticas.
Fuente: http://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/20140920/sevp-eleccion-mayoritaria-20140920.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: