jueves, 26 de junio de 2014

Los alumnos catalanes harán historia de las religiones

El Departament d'Ensenyament ya tiene lista la nueva asignatura alternativa a religión que marca la Lomce. La nueva ley educativa dice que los alumnos deben cursar o bien religión o bien valores sociales y cívicos en primaria. El curso que viene la ley Wert se aplica en 1.º, 3.º y 5.º de primaria y la conselleria de Irene Rigau ha diseñado esta materia alternativa para los estudiantes que no escojan religión. Se llamará, previsiblemente, cultura y valores.

Según ha explicado Rigau en algunos círculos, la materia abarcará los orígenes de la civilización occidental y la historia de Jerusalén, Grecia y Roma. Los alumnos estudiarán las principales obras grecorromanas -su significado y vigencia- y los grandes relatos de la Biblia. Una parte del temario se dedicará a la cultura e historia de las religiones No sólo del cristianismo, sino también del islam y del budismo. Se ha querido dar un "marcado contenido humanista", indican algunos conocedores de la nueva asignatura.

Ahora las escuelas de primaria ya dan a escoger entre religión y una asignatura alternativa, pero el contenido de esta es distinto -civismo en general, conocimiento del entorno, etcétera-. Lo que la Lomce cambia es el carácter evaluable de la religión y su alternativa. A partir del curso que viene, estas materias contarán en el expediente académico como cualquier otra asignatura. El mayor cambio se dará en la ESO. Hasta ahora, la religión era una optativas más dentro de toda la oferta del instituto, pero la ley Wert aplica el mismo esquema que en primaria: o religión o valores éticos -así se llama la alternativa en la ESO-. En primaria, se dedicarán las mismas horas que hasta ahora a estas dos asignaturas, 315 en todo el curso.

La ley Wert también elimina Educación para la Ciudadania, una asignatura que introdujo el anterior gobierno socialista y que el PP y los grupos ultracatólicos tacharon de "adoctrinamiento". En Catalunya no hubo rechazo a esta materia obligatoria.

Ensenyament acatará así algunos puntos de la Lomce. No lo hará, en cambio, en la escolarización en castellano. El martes el ministro de Educación, José Ignacio Wert, señaló que descontará 6.057 euros a la Generalitat por cada alumno que tenga que estudiar en un centro privado para hacer más clases en castellano. Rigau contestó ayer que la cifra que ha puesto Wert es "política" y que no se basa en cálculos reales y ajustados a los recortes realizados. Además, la consellera reiteró que este punto de la ley es "inaplicable".

Por otro lado, grupos de maestros y familias iniciaron ayer una ILP para cambiar la ley de Educación de Catalunya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario

LinkWithin

Quizás también le interese: